La pesadilla de la monitorización: los casos Voldemort

El que más o el que menos tiene nociones básicas de monitorización, hasta la empresa más pequeñita (o los profesionales autónomos) puede montarse un sencillo sistema de alertas para poder monitorizar su marca. No es preciso ni gastarse dinero en ello, solo es necesario darse de alta en algún servicio de monitorización gratuito (Socialmention, Icerocket,…) o sencillamente hacer uso del propio Google y las bondades de sus servicios (Google alerts, Google Reader, Google Blogs,…).

Pero ¿qué pasa si lo que queremos monitorizar no se nombra? Es como lo que le pasa al temible Voldemort al que todos los protagonistas de las aventuras de Harry Potter evitan nombrar. Podemos monitorizar grupos de facebook, páginas de facebook, blogs, twitter,… pero solo si se menciona la marca de forma explícita, no podemos hacer nada si se evita nombrarla de forma voluntaria (para como con Voldemort no atraer su atención). Algunos se las apañan añadiendo espacios en blanco o caracteres entre las letras, otros simplemente cambiarán ligeramente (o no tan ligeramente) el nombre para no ser detectados, los más prudentes crearán un grupo cerrado en alguna red social (un grupo de Facebook o Linkedin) con un nombre que no levante sospechas.

Luego estan las menciones que no son exactamente el nombre de la marca y que pasan inadvertidas en la mayoría de sistemas de monitorización basados en “exact search” en lugar de “near search” (que no solo busca la palabra sino palabras similares). Es el caso de las críticas de las compañías aéreas (los hashtag “#kk+nombredelamarca” que buscan llamar la atención pero no precisamente hacia la marca).

Ni tampoco debemos olvidarnos (sobretodo en twitter) de las cuentas que no mencionan la marca pero que son explícitamente referencias en sí misma de una marca. Ejemplo de ello lo tenemos en muchas cuentas de twitter: @vomistar_es, @appie_es, @mierdamarkt,…

La monitorización es y será una ciencia poco exacta, ni sabremos absolutamente todo lo que se dice de nosotros en la red ni sabremos si lo que se dice es bueno o malo. Por lo menos hasta dentro de mucho no creo que se pueda hacer de forma automática, el tiempo lo dirá. Mientrastanto será primordial saber moverse por la red para poder detectar estos casos ocultos (que al margen de que quieran o no ser detectados no pueden serlo de forma automática), los Voldemort de la monitorización.

18. abril 2011 por David
Categorías: Empresas, Monitorización, Social Media | Deja un comentario

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con *