15 minutos de fama 2.0 o como la tele juega con twitter

Hace un tiempo que vemos usar twitter en la tele. Lo habitual en la mayoría de las cadenas es utilizarlo para compartir opiniones, a través de menciones o por medio de un hashtag. En programas como futboleros de Marca TV o en el propio telediario de Antena 3 se leen algunos de los comentarios que se publican en los muros de las páginas de Facebook de los programas o recepcionados en las cuentas de twitter de esos programas. Esa es la forma más normal, por lo menos como primer paso para integrar las redes no es mal comienzo.

Hasta ahí bien. Lo malo es cuando se usan las redes a lo bestia. ¿Y qué es a lo bestia? pues como lo usa el programa de Cuatro “No le digas a mamá que trabajo en la tele”. En el programa tienen una sección que acaba con un castigo sobre los perdedores de un juego realizado durante el programa, un castigo que normalmente es acabar pringados de algo desagradable. Pues bien, los desafortunados perdedores tienen la opción de librarse del castigo si “twitter” lo decide. ¿Y como lo decide? pues inicialmente los usuarios de twitter debían usar un hashtag para salvar a los perdedores, hashtag que debía llegar a ser trending topic para considerar que twitter decidía el indulto. El problema del sistema es que casi nunca se libraban, sea por falta de audiencia o por falta de velocidad de proceso del sistema de trending. La consecuencia es un cambio de sistema, sistema que redefine el significado de influencia.

El nuevo sistema consiste en elegir a un usuario de twitter (seguidor del programa) y pedir a los usuarios de twitter que sigan de forma compulsiva a ese usuario. Los receptores del castigo se libran si la cifra de seguidores llega a cierto número. En el programa de hoy el usuario elegido debía llegar a los 1.000 followers. En esta ocasión se logró el objetivo y se libraron del castigo. Pero de igual forma que vinieron, los followers se fueron. A estas horas la cuenta ya lleva casi 800 followers (y bajando).

Sí, ya se que es televisión, pero aún así no me gusta nada esta forma de utilizar la red. Aunque se trate de un juego. Igual soy demasiado purista pero no puedo evitar que me chirríe. Porqué no lo hacen sobre la propia cuenta del programa, como hacía Tonterías las justas. Supongo que nos queda todavía mucho para poder ver integraciones más elaboradas y con más coherencia entre medios.

06. octubre 2011 por David
Categorías: Redes sociales | Deja un comentario

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con *