Desgamificación de los videojuegos

Últimamente siempre me pasa lo mismo no sé dónde ubicar los posts, si aquí o en mi otro blog. Quería hacer un breve post sobre la desgamificación de los videojuegos, un proceso que me tiene intrigado, y que puede ser algo más que una tendencia de nicho.

Todo el mundo conoce lo que es la gamificación. Ese concepto que sirve para redefinir procesos y aplicaciones dotándolas de elementos propios de los videojuegos, haciéndolos así más atractivos para los usuarios. Se usa el término gamificación haciendo referencia a los “games”, los juegos.

Lo curioso es que no todos los juegos o videojuegos cumplen las normas de la gamificación, hay juegos que son complicados de jugar, sin objetivos claros, sin instrucciones de uso, sin una forma clara de usar, juegos con muchos grados de libertad, juegos desgamificados. Esta claro que un juego mal hecho que no funcione, puede permitirse el lujo de no seguir ninguna de las reglas de la gamificación, pero no hablo de esos juegos sino de algunos juegos bien hechos, juegos de éxito.

Pero veamos un ejemplo. Minecraft. Se trata de un juego en tres dimensiones, de tipo sandbox, en el que el personaje aparece en un escenario infinito sin ninguna explicación previa.

  • No sabes el objetivo (tampoco lo hay, pero ni si quiera sabes los objetivos a corto plazo)
  • No sabes que puedes hacer
  • No sabes donde estas
  • No sabes más que lo que vas aprendiendo sobre la marcha

El juego tiene un alto componente de libertad, pero uno de sus peculiaridades es que puedes hacer objetos a partir de materiales. Pero no sabes qué objetos (sólo tienes alguna pista en la zona de logros).

El jugador de Minecraft no es un jugador casual, se trata de un jugador que no precisa de pistas o de facilidades. Fuera del juego se ha montado una serie de comunidades (en otras redes como facebook o youtube) e incluso un wiki de apoyo para obtener información importante para el juego. También podemos añadir complementos (no en un clic, sino de forma compleja) que hacen más jugable el juego, cosas como un mapa o mejoras de rendimiento o de gráficos. El jugador de Minecraft debe aprender comandos de texto si quiere jugar en la parte online (y buscar los servidores donde se puede conectar). El jugador de Minecraft debe buscar información fuera del juego (¿internet forma parte del juego?). El jugador de Minecraft puede construir estructuras de todo tipo, compartir sus construcciones, crear mapas para que los jueguen otras personas,…

Vuelvo al tema inicial del post. Este tipo de usuario encaja dentro del perfil de nativo digital. Un jugador “casual” no sabrá apreciar el potencial de un juego de difícil curva de aprendizaje como es Minecraft. Se requiere un plus de curiosidad, no lo va a tener sencillo. Con ello me pregunto si veremos cada vez más juegos desgamificados como Minecraft, o incluso si la gamificación virará hacia componentes más sociales o más creativos como en Minecraft.

En lo personal, es un juego que me sorprende. Si bien tiene elementos de otros juegos anteriores, se trata de un fenómeno que me ha sorprendido gratamente.

23. abril 2013 por David
Categorías: Internet, Miscelánea, Mundos virtuales, Redes sociales | 1 comentarios

Un Comentario

  1. Nunca había visto el Minecraft de esta manera. creo que es una reflexión interesante. Estaré pendiente a ver qué más juegos desgamificados veo a partir de ahora.

    Gracias.

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con *